• London

  • Beirut

  • Moscow

  • Los Angeles

  • Paris

  • Sydney

  • Toronto

Policia de Turquia: Agreden a Garo Paylan y a Arat Dink

30.08.2018   13:02

Estambul, (Civilnet).- El sábado 25 del corriente, tal como viene haciéndose desde 1995, en la plaza Kalatasar de Estambul, se realizó la protesta de “Las madres de los sábados” en recuerdo de los familiares desaparecidos hace veinte o treinta años, como consecuencia de la acción policial. El encuentro dura treinta minutos y generalmente se realiza en esa plaza del distrito de Beyoglu.

Este fue el 700º encuentro, que contó con la presencia del diputado armenio Garo Paylan y de Arat Dink, hijo del periodista fundador del diario “Agós” de Turquía, Hrant Dink, entre otros activistas políticos e intelectuales como Rober Koptas, editor en jefe de la editorial “Araz”.

La policía intentó dispersar a las madres llevándose detenidas a varias de ellas. Lo mismo sucedió con parte de los manifestantes que las acompañaban, entre los que se encontraba Arat Dink. Cuando Garo Paylan intentó evitar la detención del joven, la policía arremetió contra él y amenazó con su detención. Se alzaron en defensa de ambos otros legisla dores del partido Demócrata del Pueblo, quienes se encontraban allí en señal de solidaridad con las Madres.

La policía detuvo a 47 personas, a las que liberó unas horas después.

Paylan no fue detenido debido a su inmunidad parlamentaria, pero sí Koptas, quien tras su liberación, declaró: “No es casual que hubiera armenios entre los manifestantes. Las Madres de los Sábados es la más antigua tradición de desobediencia civil en Turquía. Se realiza para demostrar que esos asesinatos se cometieron sin que ninguno de los acusados fuera llevado a juicio alguna vez. Esto nos recuerda perfectamente qué sucedió con el pueblo armenio” -declaró Koptas.

Según varios testigos, la manifestación, que fue la más pacífica de la última década, se tornó violenta cuando la policía intentó arrestar a algunos de los participantes aduciendo que el gobernador de Estambul, a pedido del ministro del Interior, había prohibido la protesta.

Cuando la gente se resistió a retirarse, la policía comenzó a utilizar cañones hidrantes y gas lacrimógeno.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Media Partner